Pasear por Puerto Morelos es una experiencia única que puede cambiar el rumbo de tu vida. 

Muchos de los que vivimos aquí llegamos de diferentes lugares, con objetivos distintos y muchos hasta de “casualidad”, ¿qué tiene este pueblo que se queda con parte de nuestro corazón para siempre?

Llegar al puerto es estar en la puerta de entrada de la Riviera Maya a tan solo 20 minutos del Aeropuerto Internacional de Cancún. 

Desde la carretera ya podemos ver un ambiente diferente a lo que solemos ver por esta zona, un bar de carretera para esos primeros calores caribeños “Las Micheladas del semáforo” con una amplia variedad de cervezas de todo el mundo y opciones de comida tipo snacks que son una delicia. 

Para acceder a la playa debes atravesar 2 km de una pequeña carretera rodeada de manglar y con suerte (si es tu deseo) ver algún que otro cocodrilo nadando por sus aguas. 

Uno de los primeros datos que debes conocer de este maravilloso pueblo es que se encuentra muy cerca de la 2da barrera coralina más larga del mundo (la primera está en Australia), por lo tanto es uno de los lugares privilegiados, no solo para las actividades subacuáticas sino también para los estudios y los trabajos de conservación, ya que estamos en un área natural protegida. 

Además el mar caribe en esta zona tiene una belleza increíble, aguas cristalinas, calmas y llenas de vida submarina, entonces no lo pienses más y contacta a Tomás un simpático lugareño que tiene una de las  agencias de turismo más completas en el puerto, tanto si buscas actividades en el mar, pesca, snorkel y todo lo que se te ocurra, como si quieres salir a recorrer el puerto en bicicleta, o si prefieres ver los cenotes o conocer cómo se hace  la cerveza Pescadores, la primera cerveza artesanal de Puerto Morelos, Lighthouse Tours te lleva!

Claro que además de todas las ofertas de actividades que puedes encontrar en el puerto hay una variadisima oferta gastronómica! y es por esto que sabemos, primero que no vas a quedarte unos pocos días y además que vas a enamorarte de todo el encanto del pueblo. 

Cada restaurante tiene una propuesta diferente para ti, cada sabor es original, aunque se trate de una pizza. Tanto My Little Italy en la Rojo Gomez con un ambiente agradable y familiar o si quieres comer las empanadas con acento argentino más ricas de la riviera maya, deberás ir a Pizza Nostra. Ojo, porque si de pizzas se trata, puedes pensar en la opción más italiana del puerto en Osteria Barocca, una delicia que te transporta a los canales de Venecia o a la antigua Roma.

Casi todas las propuestas gastronómicas tienen además el plus de la música en vivo, las calles suenan, los restaurantes están siempre animados por músicos de primer nivel que hacen de cualquier noche, una noche especial. 

Si a la música en vivo quieres sumarle sabores innovadores que mezclen la típica comida mexicana con toda la creatividad de un chef, tienes que sentarte a cenar en Tanino’s.

Cada día en el puerto es un poema de armonía, paz y tranquilidad, la playa es extensa y tiene actividades de bienestar durante todo el día, ya sea que te sumes a una clase de yoga al amanecer, una clase de paddle board o solamente salgas a caminar por la playa, sentirás que algo se va acomodando dentro tuyo, porque así es como funciona. Cada amanecer te invita a salir a recibir al astro rey con una sonrisa y el corazón abierto a lo nuevo en este día. Y además de este alimento del alma tienes para elegir donde hacer la primera y más importante comida del día, el desayuno.  Cafés y bares alrededor del parque que te invitan a disfrutar del comienzo del día, con anfitriones locales que conocen lo que más te gusta y lo que vienes a buscar como el Café Amancia, o aquellos que llegaron enamorados del puerto y se quedaron a transmitir sus tradiciones culinarias como Belleville. O aquellos que hacen honor a sus antepasados, presentándote en cada plato la cocina de la abuela, como es en Lola y Moya.

Ya tienes varios días aquí y por supuesto vas a disfrutar también de un poco de la noche puerto morelense que tiene la particularidad de ser muy divertida al igual que tranquila, así es como puedes organizar tu semana para darte una vuelta y sacar a relucir tu ritmo con las clases de salsa y música en vivo los viernes en La Sirena y a sacar todo el sabor!

O a rockear una noche intensa en Lauro´s con bandas en vivo  que cada día te hacen despeinar de tanto rockear, excelentes músicos y ambiente!

Y si la noche se presta para un típico elixir mexicano no puedes dejar de pasar por Don Mexkal, un lugar con excelentes opciones de mezcal, con música en vivo y ambiente muy local donde encontrarás a cada mesero que te atendió en el día, porque es casi tradición que luego de una jornada de trabajo dura, pasen a compartir una bebida con sus compañeros en “la mezca” para los amigos.

Como es de esperarse un día no alcanza para todas las actividades en Puerto pero también es importante contar con los tiempos de relajación, de la vida playera 100%. Sin duda encontrarás tu lugar favorito en la playa, porque hay muchas opciones diferentes y sólo para nombrar algunas, casi al final de la playa tienes dos club de playa que te van a encantar. Diving con camastros, bebidas y música en vivo y el tradicional Unico Beach que, como su nombre lo indica, fue el unico beach club durante muchos años. Nació como una palapa que servía tragos y fue sumando confort para sus visitantes, y también espectáculos. Allí se han visto tocar bandas internacionales y eventos como el cine en la playa, que deseamos que regrese pronto. Ofrece también una alberca para los que no son tan fanáticos del mar. 

Un poco más cerca del centro puedes encontrarte con My Paradise, un club de playa con muy buena energía y un ambiente festivo cada día, es ideal sentarse alrededor de la barra y ver el paraíso en el que te encuentras. O aprovechar la barra en 2×1 de Don Ernesto’s. 

Cualquier opción para disfrutar el sol, el mar y unos ricos tragos con algún Snack. Puerto es especial para eso.

Luego de pasar este dia tranquilo y sin preocupaciones vas a reservar un lugar en la próxima salida a Koox Ich Kool una experiencia gastronómica única, de la granja directo a tu mesa, con una clase de cocina magistral a cargo de la Chef Karla Romo, conoce los secretos de la cochinita pibil, prueba los más sabrosos vegetales directamente de la granja y con todo el cuidado de lo orgánico, pasarás 7 horas en un ambiente super agradable en el medio de la selva puerto morelense en la ruta de los cenotes, lugar único en la riviera maya.

Estas son unas vacaciones completas en nuestro amado Puerto, pero sabes que no puedes irte sin tener recuerdos de tus días en el paraíso así que antes de comenzar esta aventura debes contactar a Moments by Amaya Juan que logra capturar los momentos más ricos y emocionantes de tu viaje.