Make Hay logo

Farm To Table


Koox Ich Kool  es un tour gastronómico que nace del deseo de compartir la experiencia de la huerta, de la cosecha de los alimentos y sobre todo del respeto por la naturaleza. Y, aunque no tiene una traducción literal, Koox Ich Kool en maya significa “vamos a la huerta” y en este blog te contamos un poco de cómo es esta experiencia para que te animes y disfrutes de un día diferente, rodeado de naturaleza. 

Luego de una hora por la ruta de los cenotes y en dirección a Leona Vicario, encontrarás esta hermosa huerta orgánica. Allí te recibe muy amable y calidamente la Chef Karla Romo encargada de que tu visita sea inolvidable. 

Como bienvenida y con una refrescante agua de frutas de la granja ella te contará la historia del lugar y te presentará al Staff, entre ellos se encuentra Roque, quien es el alma del lugar. Él creció en esa granja, conoce cada rincón y cuando este proyecto tomó forma él quedó a cargo de cuidar cada cultivo, generó nuevas semillas y hasta se formó en Mérida para lograr un cultivo 100% orgánico. 

El resultado de  todo este estudio y dedicación  es el sabor y el color  que cada elemento de la granja tiene, envolvente, intenso, con cuerpo, con personalidad, podrás comprobarlo en los platos que se preparan como en el recorrido por cada rincón de la huerta. Es un viaje a una dimensión de sentidos que no vives todos los días. 

Conocerás el tradicional Pib, una forma de cocción típica de la zona de Yucatán, esto es un pozo en la tierra donde por medio de fuego y rocas hará las veces de horno, allí mismo se coloca la fuente con los alimentos y se tapa con hojas de plátano para mantener el calor, al cabo de una hora aproximadamente tendremos un delicioso plato “PIbil” . 

Además de los 5 tiempos  que presenta Karla con los sabores de la granja y el maridaje perfecto, Koox Ich Kool ofrece pasar el tiempo en la alberca, disfrutar de un día al aire libre, sin conexión de internet ni datos, ni más conexión que con la naturaleza, las personas y por sobre todo los sabores. 

Es por esto que decimos que es una experiencia gastronómica diferente, no es solo maridaje, ni solo usar productos orgánicos, es vivir la huerta, la cosecha y los productos. 

Es experimentar un día en contacto directo con la naturaleza y en contacto directo con aquello que vas a incorporar a tu cuerpo a través de los alimentos. 

Permítete disfrutar de la magia de la selva Quintanarooense deleitando a tus sentidos y pasando un día que con seguridad quedará en tu memoria por siempre.